Hoy soy más egoísta que nunca. Hoy no solo me voy a regocijar en mi
propio sufrimiento. No, eso ya no me basta.
Hoy lo comparto y te hago
cómplice, lector.

martes, 2 de junio de 2009

22- 03- 2005

No es el comienzo de una nueva etapa, no es el final de otra. O quizás pueda decir que es el comienzo de algo que aun no tiene nombre. Hasta que llegue- ¡Brindo por eso!
Es tiempo de quitarme el peso que me sobra y volver a empezar, o volver a ver la vida como antes y apuntar a la dirección a la que siempre me dirigí. Hoy voy a quitar los estorbos de mi camino y a procurar que lo que haga, elija o lo que sea, se dedique solo a mi triunfo personal. Que los demás empiecen a velar por su propia vida, yo ya tengo sueño!

2 comentarios:

sebastian dijo...

La soledad es una ingrata a la que se le va agarrando el gusto con un alto riesgo de quedar enamorado de ella.
La soledad es un hotel que no es de nadie, es una cama que no es mía, es despertarme a las 3 de la mañana y no saber donde esta el baño, la soledad soy yo.

La soledad es la gota de agua en la llave del baño que dejaste prendida y que no quieres apagar por no sentirte solo.
La soledad es como un suplicio ingenioso de la naturaleza que hace que nos encontremos con nosotros mismos para poder valorar a los demás.

La soledad es un espejo que no miente.
La soledad son ese montón de sonidos que no escucha nadie pero que hacen demasiado ruido.

La soledad soy yo en companía del pasado. La soledad es un beso que se desperdicia en la almohada, es ver la silueta de alguien que ya no esta.

La soledad es un malvada insoportable y maravillosa que me gusta no se bien porque.
La soledad es entender que por fin no hay mejor companía que la soledad.
Es el velorio de un día que se fue. Es dejar de estar nada, prepararte, vestirte, abrir la puerta y salir para seguir haciendo lo mismo.

La soledad es la compañera, la del miedo, la de los futuros inciertos, la del camino, la búsqueda.
La soledad.

Dante dijo...

Me encanta Arjona!!!